Molino de Martos

La existencia del Molino de Martos está ya documentada desde el periodo musulmán. Tras la conquista de la ciudad por Fernando III en 1236 fue cedido a la Orden de Calatrava hasta el siglo XIX.

Fue aceña, o molino de rueda vertical hasta el siglo XVI, momento en el cambia su aspecto porque cambia el sistema de molienda, el molino pasa de tener ruedas verticales exteriores (cinco en esa época) a tener ruedas horizontales en el interior, dentro de unos cubetes (sistema de regolfo). También aumenta el número de piedras de moler que llegan a diez. La sala de molienda, abovedada en ladrillo visto, ha permanecido casi inalterada desde entonces. No desaparecerían todas sus ruedas verticales exteriores porque también se dedicaría una parte del edificio a batanes de paños.

En 1839 pasa a manos privadas. A final de ese siglo se amortizan los batanes y se instalan dos turbinas con cinco piedras cada una. Funcionaba apenas y de manera irregular hasta su abandono en los años 50 del s. XX.
Después de la rehabilitación del arquitecto Juan Navarro Baldeweg, en su planta superior se ubica un pequeño centro de interpretación sobre la industria harinera con una exposición de paneles que fue inaugurada en 2004.

Sala de Molienda
Molino de Martos (1)
Molino de Martos

Conoce otras áreas del Jardín Botánico

logo-ayuntamiento-cordoba
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Ver Política de cookies