COLECCIÓN PALEOBOTÁNICA

La colección de fósiles vegetales está formada por unos 110.000 ejemplares, de los que 107.000 son de flora carbonífera, la gran mayoría procedente de yacimientos españoles. El resto procede de distintos países como Inglaterra, Francia, República Checa, Turquía, Estados Unidos, Canadá… Entre las colecciones más numerosas hay que destacar las de Peñarroya (Córdoba), Valdeviar (Sevilla), Barruelo y Guardo (Palencia), Sabero, Ciñera-Matallana, La Magdalena, Villablino y El Bierzo (León), Cuenca Central Asturiana, Tormaleo y Tineo (Asturias), Puertollano (Ciudad Real), Henarejos (Cuenca) y Valdesotos y Retiendas (Guadalajara). Es la colección de vegetales fósiles más importante de España, tanto por la cantidad de piezas y su calidad, como por contener material estudiado y documentado en publicaciones científicas y de divulgación, y el referente principal de la flora carbonífera española en el mundo.

Las primeras publicaciones sobre la colección son de 1952, y en 2010 se publicó una síntesis que resume toda la información científica que ha ido proporcionando la colección en los más de 60 años desde su inicio (Wagner & Álvarez-Vázquez, Review of Palaeobotany and Palynology).

La colección está abierta al estudio de los investigadores que lo soliciten.