MUSEO DE ETNOBOTÁNICA

Se inauguró el 23 de septiembre de 1992, durante el I Congreso Internacional de Etnobotánica. La finalidad de la creación de este Museo fue rendir un homenaje a las culturas y pueblos indígenas americanos por el legado de sus valiosos conocimientos tradicionales sobre multitud de especies de gran trascendencia para la Humanidad.

Inicialmente el discurso expositivo se centró en gran medida en América, al igual que los primeros materiales que gestaron la colección. En 2009 se renovó actualizando, los contenidos, el guión e incorporando nuevos elementos museográficos, paneles, interactivos y audiovisuales.

La reforma tuvo su punto de partida en la reordenación de las colecciones con criterios científicos, lo que dio lugar a la reformulación del proyecto museológico, adecuando la misión, propósito y funciones a la nueva proyección del Museo. A partir de entonces se impulsó el diseño de programas de colecciones, cuyo desarrollo está acorde con las funciones  propias del Museo.

El Museo está formado por tres salas de exposición permanente, una sala de exposiciones temporales, tres invernaderos de flora americana, un auditorio con salas complementarias y una sala de fondos.

Conscientes de Importancia de conocer y conservar los conocimientos tradicionales por su trascendencia para la protección global de la biodiversidad, el Museo de Etnobotánica ha asumido compromisos en el diseño, puesta en marcha y desarrollo de  trabajos prácticos y de investigación  en: Recopilación de información para su inventario, conservación de material testigo y puesta en valor de la componente cultural de la diversidad biológica y de los recursos naturales utilizados.

Es por ello que en la base del discurso museológico se destaca especialmente nuestra dependencia del mundo vegetal y la importancia que tiene para nuestra supervivencia la experiencia etnobotánica adquirida por las diferentes culturas, de transmisión oral, de una generación a otra.

El guión expositivo se desarrolla mediante paneles explicativos de los hitos fundamentales de las milenarias interacciones entre humanos y plantas, con piezas museísticas testimoniales de la colección etnobotánica, y se complementa con audiovisuales y módulos interactivos.

Durante el recorrido por ocho espacios temáticos a través de las salas e invernaderos, el Museo muestra la evolución del conocimiento etnobotánico desde sus inicios hasta la época de las grandes expediciones científicas al Nuevo Mundo, finalizando con una exposición de los principales biomas de la Tierra, de la biodiversidad y la importancia de su conservación en beneficio de las generaciones venideras.

Los espacios temáticos en los que se realiza  la visita son:

  1. Culturas y Plantas.
  2. Un viaje a través del tiempo.
  3. La Domesticación. La agricultura en el Viejo Mundo.
  4. El afán de aventura y la búsqueda de las especias.
  5. Las expediciones científicas.
  6. El encuentro de dos mundos.
  7. La biodiversidad.
  8. La conservación de la biodiversidad.