BANCO DE GERMOPLASMA

La colección de germoplasma es primordial para la conservación porque, en poco espacio físico, se alberga una considerable cantidad de variabilidad genética.  Este material, colectado en poblaciones naturales o de poblaciones instaladas en el propio jardín, una vez limpio, deseco y almacenado en cámaras frigoríficas principalmente a -5ºC forma parte del Banco de germoplasma. De esta forma se prolonga la viabilidad de la semilla durante muchos años más.

El intercambio de material con otras instituciones y jardines botánicos se viene realizando en este jardín desde sus comienzos y sobre todo gracias a dicha colección activa de semillas.

El Banco de Germoplasma Vegetal Andaluz (BGVA) está gestionado por la Consejería de Medio Ambiente en colaboración con la Universidad y el IMGEMA-Real Jardín Botánico de Córdoba. En él se conservan más de 8.000 muestras de semillas pertenecientes a unas 3.000 especies de flora andaluza, junto con otras colecciones de origen ibérico, balear, canario y circunmediterráneo.