-->
[contact-form-7 id="132" title="Formulario de contacto 1"]

Bougainvilleas

SONY DSC

LAS BUGANVILLAS CULTIVADAS EN LOS PATIOS DE CÓRDOBA: Especies y variedades, su cultivo y mantenimiento

Especies en cultivo: las buganvillas proceden de las zonas tropicales y subtropicales del continente americano. El género consta de 14 especies aunque son sólo tres las que se cultivan como ornamentales y las que han dado lugar por hibridaciones y selecciones a la enorme variedad de colores y tamaños de flor de las plantas que hoy se cultivan.

Las flores de la bougainvillea tienen forma de tubo y son insignificantes, siendo las brácteas que recogen los grupos de tres flores las que normalmente se denominan flores y las que le dan la belleza a esta vigorosa trepadora.

La mayoría de las variedades que se cultivan son reflorecientes y suelen florecer en ciclos, siendo los más abundantes en flor los de primavera y otoño, aunque también las hay que sólo florecen en primavera. De igual manera la mayoría de las variedades en cultivo son de hoja perenne, pero algunas variedades en nuestro clima pierden la hoja en la estación fría.

Bougainvillea glabra: originaria de Brasil , se cree que fue identificada tan tarde como en 1850 por Choisy. Básicamente debe su nombre “glabra” a la ausencia de pelos en los tallos y hojas.

Bougainvillea peruviana: descubierta por Humbolt en 1810 se diferencia muy bien de las demás por la corteza verde de sus ramas. Procede de Perú, Colombia y Ecuador y es poco conocida en cultivo salvo a través de su híbrido B. x buttiana

Bougainvillea spectabilis: originaria de Brasil, fue la primera buganvilla en ser descrita, en 1798 durante una expedición dirigida por Louis Antoine de Bougainville. Se suele comportar como perennifolia y se diferencia de la Bougainvillea glabra porque tiene hojas y tallos con tomento.

Bougainvillea x buttiana: Bougainvillea glabra x peruviana: se la conoce con varios nombres, aunque el más popular es “Crimsom Lake”. Hojas grandes y ovadas con un ligero tomento, espinas rectas y cortas. Flores color crema con tonos de rosa, tubos del mismo color que las brácteas. Es de las más cultivadas y la podemos ver en el patio de la Palma, 3, cultivada por Manuel Cachinero y en el patio de Marroquíes, 6. ES refloreciente y muy vigorosa por lo que requiere poda y recorte contínuos.

Bougainvillea x spectoperuviana: B. spectabilis x B. peruviana: normalmente las hojas y los tallos no tienen pelos. Menos cultivada que los otros híbridos.

Bougainvillea x spectoglabra: B. spectabilis x B. glabra: hojas pequeñas y de un verde oscuro. Brácteas de las flores en tonos de malva y púrpura. Las espinas son recurvadas y numerosas y las flores casi blancas. El cultivar más conocido es la “Sanderiana” que es la buganvilla que más se cultivaba en Córdoba, la más tradicional y la más resistente al frío, aunque se ve poco en los patios habiendo sido desplazada por otras variedades con flores más vistosas.

CULTIVO:

Ciclos de floración/crecimiento vegetativo:

Floración en ciclos de 5-6 semanas, después las flores (realmente las brácteas de la flor) caen y la planta entra en un periodo de crecimiento vegetativo durante el cual, si recibe suficiente luz, formará yemas que darán lugar a flores en el siguiente ciclo. En verano los días largos retardan la formación de nuevas brácteas, y las épocas de mayor floración son la primavera y el otoño, cuando el día y la noche tienen aproximadamente la misma longitud.

Exposición:
Las buganvillas proceden de zonas tropicales y son sensibles al frío, aunque su resistencia a las heladas depende también de la especie y/o del cultivar y de su emplazamiento. El mejor sitio para colocarlas es sobre un muro orientado al mediodía y protegido de los vientos del Norte, ya que esta orientación es la que le da mayor protección frente al frío.

Además y abundando en el tema de dónde colocarlas, necesitan pleno sol para criarse bien. Si se cultivan a la sombra tendrán poca o ninguna floración.
Sus necesidades de agua son mayores antes de la floración mientras que una vez que la floracion ha comenzado sus necesidades de agua son menores.

Aunque se pueden cultivar en contenedores y así se hace en zonas frías para poderlas mover y protegerlas del frío, en Córdoba y en nuestros patios suelen cultivarse en suelo y es de esta manera como consiguen su mayor esplendor.

Suelo y sustrato:
Hay que asegurarse de que tienen un buen drenaje, ya que el encharcamiento puede ser fatal para las buganvillas. Aunque la bibliografía señala que crecen mejor en suelos ligeramente ácidos (con un pH de 6 a 6,5) en Córdoba no parecen tener problemas con este tema, aunque nuestros suelos suelen tener un pH en torno a 7 o 7,5.

Fertilización:
En el tema de la fertilización con las buganvillas se cumple el dicho de “menos es más” ya que fertilizar en exceso sólo consigue hacer las plantas más sensibles a las enfermedades.

La biliografía recomienda un abono muy equilibrado, del tipo 20-20-20 al que se debe apoyar con quelato de hierro sólo si se aprecian síntomas de clorosis férrica.
Durante el tiempo que la planta está floreciendo hay que fertilizarla cada dos semanas, mientras que durante la época de reposo se debe fertilizar sólo una vez al mes aproximadamente si no pierde las hojas o no fertilizar si las pierde.

Protección frente a heladas:
Esta planta es sensible al frío, aunque como ya se ha dicho, su sensibilidad depende de la especie y la variedad. Una buganvilla puede sufrir e incluso morir si la temperatura baja de 0º C durante cuatro horas. En Córdoba es raro que se alcancen estas temperaturas en los patios, sobre todo si la buganvilla está protegida del viento del norte. Una helada ligera, de las que se dan habitualmente en nuestra ciudad no suele hacerle daño, aunque es normal que las hojas y brácteas caigan después. En este caso la planta volverá a crecer cuando vuelvan las condiciones apropiadas.

Propagación:
Se puede propagar por esquejes o estaquillas de madera vieja, semidura o estaquilla verde. Al principio de la primavera se propaga por estaquilla verde aunque es mejor que no sea terminal sino intermedia en el tallo, con al menos 3 entrenudos. Suelen tardar dos meses en enraizar.

Si se propaga al final del verano-otoño, es mejor utilizar la madera vieja, trozos de madera sin hoja de la base de los tallos. En este caso habrá que esperar 3 o 4 meses para que la estaquilla enraíce.

Pinzamientos y podas:
Pinzamiento en verde: se trata de cortar la parte final del crecimiento de los tallos para provocar la brotación de yemas internas y parar el crecimiento del mismo. Se puede practicar durante el crecimiento vegetativo en primavera y en otoño para evitar el excesivo crecimiento que es propio de esta planta. Este tipo de poda en verde se llevará a cabo sólo para controlar la forma de la planta y evitar un crecimiento no deseado, siempre teniendo en cuenta que los nuevos brotes saldrán un par de hojas por debajo del corte.

Poda: como quiera que esta planta tiene un crecimiento muy vigoroso, normalmente se debe podar anualmente y siempre después de un ciclo de flor, pues de lo contrario, si podamos en un ciclo vegetativo perderemos la floración procedente de las yemas en formación.

Principales cultivares en cultivo en Córdoba:

FLORACIÓN ROJA:
Barbara Karst
Crimson-lake
Scarlett O’Hara

FLORACIÓN PÚRPURA:
Sanderiana

AMARILLA:
Gold Butiana

Bibliografía:
1. Bougainvillea Tutorial. 2002. Gordon Braswell
2. Hortus third. A Concise Dictionary of plants cultivated in the United States and Canada. L.H. Bailey & E.Z. Bailey. 1976

UN EJEMPLO:

Hemos hablado con Manuel Cachinero para que nos contara cómo cuida él su buganvilla, la planta que recibió el premio a la planta singular en la edición del 2013. Está situada en una esquina del patio en un pequeño arriate donde apenas caben los troncos de la planta. Esto es lo que nos cuenta:

Variedad: Crimson Lake

Edad de la planta:

Poda: no suele pinzar la planta de una manera continua y sólo recorta de vez en cuando los brotes que son demasiado largos. La poda principal la realiza después del ciclo de floración de primavera, para después dar sólo retoques a la forma de la planta.

Fertilización: Durante la floración fertiliza con un complejo granulado de asimilación rápida tipo Nitrofoska o similar. En la época de reposo fertiliza cada mes con alguno de los abonos complejos que utiliza.

Plagas y enfermedades: sólo ha tratado contra cochinilla algodonosa con un preparado a base de Clorpirifos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Current day month ye@r *

-->