-->
[contact-form-7 id="132" title="Formulario de contacto 1"]

Las nuevas variedades y su obtención (1ª parte)

Cada año los centros de jardinería nos sorprenden con plantas que ya conocíamos, pero que ahora muestran esa característica especial que estábamos buscando, las flores más llenas, un extraño color amarillo de una flor o ese púrpura casi negro que queríamos tener en nuestro patio.

Todos esos caracteres y muchos más según la especie de que se trate, son los que buscan los mejoradores y obtentores cuando quieren sacar al mercado una nueva variedad.

De esta forma,  cada temporada salen al mercado miles de variedades nuevas después de haber sido multiplicadas a gran escala por empresas especializadas. 

  Para la mayoría de las especies que se cultivan como ornamentales hay una serie de características que se buscan cuando se hace mejora:

  • Flor: duplicatura de pétalos , colores llamativos o raros, floración más duradera, entrada más temprana en flor, olores de la flor

  • Porte: más o menos compacto, colgante o rastrero,

  • Follaje: hojas con distintos tonos de verde, variegados, patrones de color, distintos olores

  • Cultivo:mayor rusticidad y adaptación a diferentes condiciones ambientales como sombra o sequía, autopoda, resistencia a enfermedades

En el caso concreto de los Pelargonium o geranios, un grupo de plantas muy cultivadas en los patios de Córdoba, la mejora y obtención de nuevas variedades se dirige en varias líneas:

  • Diferentes colores de flor y patrones de colores dentro de la misma (mosaico, jaspeado, plumas, picotée, ojo, etc.)

  • Duplicatura de pétalos

  • Porte más compacto o más colgante

  • Mayor vigor

  • Entrada en flor, duración del periodo de floración y capacidad refloreciente en los Pelargonium x domesticum (geranio de pensamiento, geranio chino, malvachina)

  • Color de las hojas (diferentes tonos de verde) y patrones de color en las mismas (zonal, variegados).

  • Diferentes matices de olor como cítrico, menta, pimienta, resina, albaricoque o melocotón.

En el caso del clavel, las líneas de mejora que se han puesto en marcha en los últimos años buscan una paleta de colores más amplia, algunas características de la flor como el “spray” del color secundario, un cáliz más cerrado, tallos más largos y rígidos, un mayor diámetro de flor, resistencia a enfermedades (fusariosis), adaptación a climas más continentales o la característica multiflora (refloreciente), entre las más importantes de las nuevas variedades que salen al mercado. En la 2ª parte de esta ficha temática os contaremos cuáles son los principales procedimientos que utilizan los mejoradores para conseguir nuevas variedades en algunas de las plantas más cultivadas en nuestros patios.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Current day month ye@r *

-->